CONSEJOS PARA JÓVENES

A partir de los 15 años, es el momento de establecer unos hábitos alimentarios saludables que perduren para toda la vida: 

- Es fundamental establecer un orden en las comidas: 3 comidas principales y 2 snacks entre horas y no saltarse ninguna.

- Una información adecuada sobre alimentación y nutrición es uno de los factores claves que van a  afectar tu tipo de dieta.

- Es el momento de empezar  a  apreciar la buena cocina, e ir incluyendo  alimentos antes proscritos como verduras o cereales integrales.

- Atención especial al sobrepeso u obesidad, tanto como  la anorexia, temas ambos con graves consecuencias en su futuro y que es el momento de cogerlos a tiempo.

Alimentos que no deben faltar en la dieta del adolescente:

- Cereales integrales.

- Leche y yogures.

- Fruta

- Carne (incluyendo la de cerdo rica en niacina) y pescado (azul rico en vit D)

- Frutos secos

- Pasta, arroz, patatas.

- Legumbres: Guisantes, lentejas, judías blancas.

 

A  partir de los 20 años hay que comer de una forma  saludable, y sobre todo inteligente, pues es  normal que se empiece a comer fuera de casa  y de cualquier manera, por tanto es fundamental que los alimentos  de cada comida sean lo suficientemente  energéticos  y nutritivos, para no decaer  a mitad de la jornada  por ejemplo: 

 

- Elegir pan (mejor si es integral) frente a bollos.

- Cambiar sandwiches de pan de molde  por bocadillos.

- Elegir aquellos alimentos  ya preparados que contengan menos grasas, por ejemplo, pizza de champiñones en lugar de bacón, etc...

- Incorporar los frutos secos en pequeñas cantidades para comer entre horas.

- Aportar  suficiente  cantidad alimentos que contengan magnesio y potasio para un óptimo rendimiento de los músculos: Chocolate, plátanos.

- Suficiente cantidad  de líquido.

 

Si se practica algún deporte, bien de  competición o de mantenimiento, hay que ajustar el horario  de las comidas  a   los entrenamientos pues no hay nada que  proporcione peor  rendimiento que la falta de nutrientes adecuados: los hidratos de carbono son el combustible necesario, y estos se encuentran, en los cereales (pan, pasta, arroz, maíz), la fruta, las legumbres, y las verduras, conviene consumir alguno de estos alimentos 1 hora y media entes de la practica  deportiva. La levadura de cerveza es un complemento perfecto, pues aporta hasta 20 aminoácidos  distintos, y Vitaminas del grupo B, que participan en el metabolismo de los hidratos de  carbono y por tanto ayudan a obtener mayor energía.

Marta Aranzadi