FRITADA DE PIMIENTOS CON PATATAS

Para 4 personas

4 patatas medianas. 
2 pimientos rojos, 2 pimientos verdes, 2 pimientos amarillos. 
2 cebollas, aceite de oliva, orégano y tomillo.

Pelar las patatas y hervirlas ligeramente durante 10 minutos, cortarlas en rodajas y disponerlas en una fuente de horno, pincelarlas con aceite de oliva, sazonarlas con sal, pimienta, tomillo y orégano, meterlas a gratinar a horno 180º. 

Cortar la cebolla en aros. Poner una sartén de fondo grueso sobre el fuego con 4 cucharadas soperas de aceite de oliva, calentar y cuando empiece a echar humo añadir la cebolla, bajar el fuego y rehogarla bien, hasta que esté dorada y muy tierna. Mientras ir cortando los pimientos en aros, que se añadirán a la cebolla cuando esté lista, se salpimenta, se dejan los pimientos blandos pero crujientes, se escurre sobre un colador para que suelte la grasa que tenga. Se ponen sobre las patatas y se mete a gratinar otros 10 minutos, con abundante orégano por encima.