MARTA ARANZADI

El campo de la nutrición médica abarca el tratamiento de un amplio número de patologías que pueden ser tratadas con un cambio en el patrón de hábitos alimenticios, patologías como la hipercolesteronemia, la hiperuricemia, la diabetes, la hipertensión y por supuesto el sobrepeso, mejoran y se corrigen con una dieta adecuada.

Personalizar dicha dieta a las circunstancias de vida de cada paciente es clave para el éxito: horarios laborales, práctica de ejercicio físico, situación familiar y cómo no, la situación emocional.

Esta última no tenida en cuenta, puede hacer llegar al fracaso todos los intentos para perder peso en un “quiero y no lo consigo”.